viernes, 29 de agosto de 2008

Espasmos mentales. (Eduardo Galeano)

El arte para las niñas

Ella estaba sentada en silla alta, ante un plato de sopa que le llegaba a la altura de los ojos. Tenía la nariz fruncida y los dientes apretados y los brazos cruzados.
La madre pidió auxilio:
-Cuéntale un cuento, Onelio –pidió-. Cuéntale, tú que eres escritor.
Y Onelio Jorge Cardoso, esgrimiendo una cucharada de sopa, comenzó su relato:
-Había una vez una pajarita que no quería comer la comidita. La pajarita tenía el piquito cerradito, cerradito, y la mamita le decía: "te vas a quedar enanita, pajarita, si no te comes la comidita". Pero la pajarita no hacía caso a la mamita y no abría su piquito…
Y entonces la niña lo interrumpió:
-Qué pajarita de mierdita-opinó.

* No sé por qué, pero este historia me recuerda a la CBG.

2 comentarios:

Cherry Blossom Girl dijo...

JAJAJAJA
'que pajarita de mierdita'
XD
jajajajaja
no lo supero XD

Raul dijo...

Que pajarita de mierdita, no? Muy interesante blog, mi catapléxico amigo. Ya lo puse en mi blogroll, espero hacerme asiduo. Lo espero a mi espacio a que se de sus vueltas.
Saludos.